Miles de personas sin hogar reivindican derechos y dignidad

Cáritas Diocesana de Terrassa, 24 de noviembre de 2017. Este próximo domingo se celebra en todo el mundo el Día Mundial de las Personas sin hogar. Con este motivo decenas de ciudades de todo el país fueron ayer el escenario de actividades protagonizadas por las personas sin hogar, para reclamar derechos y dignidades. También, en numerosas parroquias de la Diócesis se efectuaran gestos de solidaridad con las personas sin hogar y se les tendrá presentes en las plegarias.

 

Los actos efectuados ayer jueves fueron convocados por las entidades sociales que impulsan la Campaña de Personas Sin Hogar: Cáritas, FACIAM (Federación de Asociaciones y Centros de Ayuda a Marginados), XAPSLL (Xarxa d´atenció a Persones Sense Llar) y BesteBi (Plataforma por la inclusión social y a favor de las personas sin hogar de Vizcaya).

 

Durante estas movilizaciones se leyó el manifiesto “Somos personas, tenemos derechos. Nadie Sin Hogar”

 

SOMOS PERSONAS, TENEMOS DERECHOS. NADIE SIN HOGAR”

Somos ciudadanos, seres humanos; hombres y mujeres, nacionales y extranjeros procedentes de diversas partes del mundo (África, Europa, América…)

Somos padres y madres, hijos e hijas, hermanos y hermanas, también amigos de nuestros amigos; estamos casados, solteros/as, divorciados/os y algunos/as viudos/as… no siempre estamos solos.

Somos inquilinos, chabolistas, usuarios de albergues, de pensiones, de cajeros automáticos, de los bancos de parques y calles. A veces sin techo, pero siempre sin hogar.

Algunos tenemos enfermedades como la salud mental, algunos sufrimos adicciones, pero la mayoría gozamos de buena salud.

Somos trabajadores, también sufrimos el paro y la precariedad laboral, pero también somos responsables y con ganas de trabajar.

Somos aficionados a la música, al deporte, al cine, a los museos, tenemos hobbies; también nos gusta charlas con los amigos, la literatura, nos gusta quejarnos como a todos y también la siesta. Cada uno tiene sus intereses.

Somos profesores, algún médico y arquitecto, camareros, albañiles, limpiadores….

Muchos tenemos formación y otros no, pero todos aportamos.

NO SOMOS mendigos, vagabundo, carrilanos, pedigüeños, indigentes, vagos, viciosos, vividores, borrachos o yonkis. No somos sucios, guarros, aprovechados, gorrones, subvencionados, violentos o gente deshonesta.

TENEMOS como todos y todas DERECHOS, derecho a la vida, a la libertad, a ser persona.

Tenemos derecho a ir a los hospitales y centros médicos y a ser atendidos como otra persona más, sin menoscabo de nuestra dignidad por estar en situación de calle.

Tenemos derecho a un trabajo digno y a la protección social, que nos permita vivir cuando vengan “mal dadas”.

Tenemos derecho al asilo y acceder a los servicios, trabajo y recursos como un ciudadano más.

Tenemos derecho a un hogar, donde podamos sentirnos seguros, atender a nuestra familia y protegerlos.

Tenemos el derecho de acceder a los derechos económicos, sociales y culturales como cualquier ciudadano más.

Por lo tanto PEDIMOS a las Administraciones los recursos necesarios y adecuados para poder iniciar una nueva vida y poder salir de esta situación.

PEDIMOS la visualización de esta problemática, de tal manera que sensibilice a la sociedad y que esta no nos ESTIGMATICE.

PEDIMOS a los centros que se adapten a las personas que están en situación de calle, para poder iniciar un proceso de inclusión y no solo gestione nuestra pobreza.

Pero nosotros también nos COMPROMETEMOS a participar en nuestros centros de referencia, a dar los pasos necesarios para salir de esta situación de calle, a aportar nuestras experiencias a la sociedad para que no se vuelvan a cometer estos errores, a visualizar nuestra situación a la sociedad para que no nos estigmaticen, a ayudar a otros a salir de la calle, nos comprometemos a ninguna persona se sienta sin hogar.