Cáritas Siria: 7 años de un conflicto sangriento con millones de damnificados

Cientos de miles de víctimas civiles reciben ayuda humanitaria de la red Cáritas desde el inicio de la guerra  

 

Cáritas Diocesana de Terrassa. 12 de marzo de 2018Ayer, 11 de marzo, supuso para Siria la entrada en el séptimo año de un conflicto sangriento. Con ese motivo, la red internacional de Cáritas, presente del estallido de la crisis en la acogida humanitaria a las víctimas, reitera su solidaridad fraterna con el pueblo sirio y agradece a Caritas Siria su compromiso inquebrantable de servir a las personas más vulnerables.

 

Cáritas Siria ha difundido un informe sobre el trabajo humanitario llevado a cabo a lo largo de todos estos años en las zonas de Damasco, Homs, Lattakie, Tatous, Alepo y Al Hassakeh, con el apoyo de las Cáritas de todo el mundo y, también, de Cáritas Española.

 

Inmenso desafío humanitario

Como se señala en ese informe, a medida que la crisis de Siria entra en su séptimo año, la población civil continúa soportando el peso de un conflicto marcado por el sufrimiento, la destrucción y el desprecio por la vida humana. Cáritas Siria señala que al menos 13,5 millones de personas requieren asistencia humanitaria, incluyendo 4,7 millones de personas necesitadas atrapadas en áreas sitiadas y de difícil acceso. Las víctimas mortales directamente relacionadas con el conflicto se estiman en torno a 470 000.

 

A ello hay que añadir el drama de los refugiados y desplazados: 3 millones de personas se han refugiado en Turquía, más de un millón en el Líbano y 660.000 en Jordania. Siria se ha convertido en la mayor crisis de desplazamiento forzado desde la Segunda Guerra Mundial. De hecho, más de la mitad de la población del país antes del conflicto ha sido desplazada por la fuerza.

 

En el último año y a pesar de innumerables problemas logísticos, de seguridad y de acceso a los fondos económicos, Cáritas Siria ha seguido dando respuesta a los innumerables desafíos humanitarios planteados por el conflicto. Gracias al trabajo de sus seis oficinas operativas distribuidas por el país, una oficina ejecutiva en Damasco, un equipo humano altamente comprometido y una Unidad de Soporte Técnico (TSU) con sede en Líbano, la red Cáritas en Siria ha podido prestar asistencia de primera necesidad a cientos de miles de beneficiarios en todo el país.