Carta dominical: El vuelo del abejorro (1)

Cuentan que en la NASA hay un cartel con el siguiente texto: “Está comprobado que el abejorro, aerodinámicamente, a causa de su peso, tamaño y cuerpo, no puede volar, sólo que él no lo sabe”. Al parecer, según las leyes físicas, un abejorro no puede volar porque la envergadura de sus alas es muy pequeña como para mantener su enorme masa corporal en vuelo, pero él no lo sabe… y vuela, y de ahí se concluye que eso es lo que todos debemos hacer, volar y superarnos, en cada momento y ante cualquier obstáculo. La pequeña historia arranca de un encuentro que tuvo lugar entre jóvenes y algunas figuras destacadas de la misma NASA en que intercambiaron ideas con sus ejemplos correspondientes y se dieron consejos de cara al futuro. Este ejemplo de superación lo explicó Julian Earl, a la sazón director del centro de investigaciones de la NASA.

Seguir leyendo.