“De ser gerente a limpiar los despachos de los demás” explica Mario, participant als cursos de formació

¿Cómo conociste Cáritas?

Yo conocí Cáritas a través de la asistenta social, al conversar con ella me ofreció participar en un curso de diagnóstico laboral.

Ahí hice el curso de 3 días y después nos ofrecieron a los participantes hacer otro curso, en este caso sobre limpieza industrial. Yo me inscribí y por eso realicé el curso de incorpora.

¿Cuándo llegaste a Cáritas tu intención era seguir formándote?

Mi formación es de ingeniero de sistemas, en Perú trabajé en varias empresas y bancos, y después decidí trabajar por mi cuenta. Creé una empresa de marketing y publicidad con la que llegué a tener sede en Perú y Paraguay, y trabajaba también para Venezuela, Panamá, Brasil y Bolivia.

Hace mucho tiempo que teníamos la idea de venir a España porque tenemos un hijo y queríamos que estudiara aquí. Siempre hemos valorado que los estudios son la mejor herencia que le puedes dar, más que lo económico. Cuando mi hijo terminó el colegio hizo los papeles para presentarse a la selectividad en España, la hizo y la pasó, y entonces decidió la universidad en la que quería realizar los estudios universitarios, como eligió la Universidad Autónoma de Barcelona, nos vinimos para acá.

Antes de venir a Cataluña las circunstancias políticas en Perú hicieron que el negocio empezara a ir mal y entonces empezaron a bajar los ingresos. Trabajando aprendimos a organizar nuestros ahorros y nos dimos cuenta de que trabajando o no, lo que importaba era tirar para adelante, así que decidimos venir para que nuestro hijo pudiera realizar sus estudios.

Al llegar me encontré con la problemática de que no podía crear una empresa y tampoco trabajar porque aunque tengo pasaporte español, como no he vivido nunca aquí no tengo DNI, y al no tener DNI no me contrataban.

Mi ideal ha sido siempre hacer las cosas correctamente, pero me encontré una realidad totalmente diferente a cómo imaginaba; documentación, trámites, leyes…. Todo me frenó y dije “¿Y ahora?” Pues a soltarte la corbata y encontrar trabajo, pero no me cogían en ningún lado.

¿Qué te ha aportado participar en los cursos de formación?

El curso me ayudó a ubicarme en todos los parámetros y tener una oportunidad de trabajo. Un inicio. Soy muy consciente de que estoy cambiando mi estilo de vida porque he pasado de ser gerente a limpiar los despachos de los demás, pero nunca me ha pesado hacer un trabajo manual porque el objetivo importante es la sostenibilidad de la familia.

¿En todo este proceso como ha sido tu relación con las formadoras y la entidad?

Yo encontré a Cáritas como una entidad dada a servir, creo que es la premisa de Cáritas. En todo momento he recibido un trato muy cordial, de apoyar, pero con los parámetros que deben manejar. Hay gente con desesperación que pretende que la ayuda sea sostenible, cuando yo entiendo que la ayuda debe ser para que uno sea sostenible; una cosa es dar el pescado y otra enseñar a pescar.

¿Qué has conseguido después de participar en el programa?

Gracias al curso que incorpora ayuda a realizar en Cáritas voy a trabajar de cristalero en RTVE, donde hay muchos cristales, y eso me permite unos ingresos con los que vivir.

¿A alguien que esté en situación de vulnerabilidad que le recomiendas?

Obviamente le recomiendo el programa porque es una opción con la que puedes encontrar oportunidad de trabajo. Es una gran ayuda que te permitan tener esa posibilidad porque sino te encuentras en el círculo vicioso de no saber qué hacer. Y si te encuentras a alguien que te puede orientar y dar una luz de esperanza te va a ser de mucha ayuda.

¿Cuándo decidisteis venir te imaginabas que tendrías que hacer todo este proceso para poder trabajar?

No…. Yo al principio pensé en formar una empresa, lo que sé hacer, lo que sé manejar.

Años atrás creé una empresa en Estados Unidos antes que estuviera Trump. Cuando llegó a la presidencia decidí cerrar por sus políticas migratorias, pero me había sido muy fácil crearla y poder trabajar.

Aunque yo ya tenía experiencia de llegar a ciudades desconocidas, ya aquí comencé a darme cuenta de que los trámites, la política… la parte fiscal es diferente, por eso tenía que informarme primero para poder ver sobre qué ámbito poder crear la empresa. Aquí es muy complicado, hay muchos procesos que tienes que saber, y para cada documento se demora mucho tiempo.

¿Cambiarías alguna decisión de todas las que has tomado desde que decidisteis dejar Perú?

Aunque parezca mentira no. Como soy una persona a quien le gustan los retos, nunca he tenido miedo a enfrentarme a algo nuevo, al contrario, me parece mucho más enriquecedor como vida, como experiencia. No estoy apegado a extrañar lo que tenía. Estoy viviendo aquí y en lo que puedo salimos a ver, salimos a conocer… vivo tranquilo y feliz acá. No cambiaría absolutamente nada. Mucha gente me decía “Mario, tenías una casa, tienes un hijo, una posición….” Pero me he permitido seguir conociendo, es una experiencia nueva, con todas las diferencias entre una ciudad y otra, un país y otro. Cuando te dan una oportunidad para poder trabajar y esa oportunidad no solamente es una oportunidad dada, sino que te encuentras gente que valora al ser humano que está detrás de una historia, y le ayuda a seguir su propia historia es inmejorable.

¿Qué 10 elementos consideras que han sido importantes para poder mejorar tu situación?

1 Actualizar y tropicalizar hoja de vida.
Al cambiar mi situación y la de mi familia también debía actualizar mis objetivos de vida.

2 Adecuación al ámbito laboral local.
Debía adaptarme al tipo de ofertas laborales del territorio.

3 Generar más oportunidades hacia la búsqueda.
Cuando buscas trabajo, casa… no puedes quedarte con las opciones que encuentres a la primera, quizá no sean las mejores para ti y tu familia.

4 Aceptar con buena actitud los nuevos retos.
Si ves un reto como una carga, pesará mucho en tu espalda. Si lo ves como un reto, es un objetivo a conseguir, una meta a la que llegar.

5 Identificar y afianzar habilidades y conocimientos personales.
Para poder cambiar la situación deben destacar las habilidades y los conocimientos ya que son lo que harán que te contraten, confíen en ti y te den una oportunidad.

6 Identificar debilidades y fortalezas para mejorarlas.
Es importante conocer las debilidades y fortalezas de uno mismo, y más importante todavía esforzarse día a día para mejorarlas.

7 Incrementar el círculo de posibilidades.
Cuando se busca soluciones para cambiar la situación personal y la de la familia siempre en un mismo sitio y no se abre el círculo, estamos rechazando inconscientemente las posibilidades que puedan llegar de otros lugares.

8 Adecuación a nuevas posibilidades de trabajo.
Difícilmente encontraremos el trabajo que queremos con las condiciones que queremos, eso es difícil cuando se es joven, tienes una formación, papeles en regla… más difícil es aun cuando no tienes todas las cartas a tu favor. Por este motivo he pasado de gerente a limpiar cristales, siendo esta la oportunidad de poder demostrar, aprender, extender tus habilidades en busca de crecer personal y laboralmente.

9 Auto-sostenibilidad.
Todo aquello que podamos hacer con los propios recursos, nos saldrá más barato y por lo tanto nos costará menos dinero y además estaremos contribuyendo al bienestar familiar.

10 Conocimiento de ciertos parámetros laborales y sociales a fin de integrarme a ellos.
Para poder trabajar, es importante conocer las reglas del mundo laboral; tipo de contratos y de empresas, derechos y obligaciones del trabajador y del empresario, etc.
El conocerlos nos ayuda a defender nuestros derechos y trabajar en condiciones dignas.