“Probarse la pieza y pagar, sin que nadie sepa si estás pagando con dinero o con vales”

Foto de: http://www.lactual.cat

El “Espai Tolrà” de la parroquia de San Esteban de Castellar del Vallés que da servicio a las necesidades básicas de los participantes de Cáritas tendrá en unos meses un aspecto muy diferente. Desde Cáritas es muy importante atender a las personas, pero también es importante hacerlo con dignidad, por ello, Salvador Obiols, director de Cáritas Diocesana de Terrassa explica que con la renovación del local la persona “Ya no va al ropero, sino que va a una tienda, donde puede ir todo el mundo, puede escoger, probarse la pieza y pagar, sin que nadie sepa si estás pagando con dinero o con vales. Además, nos hemos dado cuenta de que estas tiendas gustan mucho a los jóvenes. Son nuestros principales clientes”. Mosén Txema Cot, rector de la Parroquia de Castellar remarca que “Hacía tiempo que había que cambiar el modelo, de asistencialismo, dar una caja con comida y ropa y nada más, a un modelo donde se tienen en cuenta las personas, que tienen nombre, apellido y una historia. La inclusión va por ahí”.

El ropero y el almacén de reparto de alimentos del que se encarga la parroquia desde 2004, conjuntamente con los Servicios Sociales Municipales, se renovará y ampliará gracias a la colaboración del ayuntamiento de Castellar, que tal como explica Ignacio Giménez, alcalde de Castellar “Queremos dignificar este espacio. Queremos ampliar en metros cuadrados y también se quiere abrir una tienda de ropa de segunda mano. Se rehabilitará la fachada y ganaremos espacio tanto para el supermercado como para esta tienda “.

El proyecto de la tienda funciona con la reutilización, el reciclaje, la donación y la venta de ropa de segunda mano, concienciando a la sociedad sobre la economía social y la solidaridad. En esta línea Cáritas y el ayuntamiento de Castellar firmarán un convenio para instalar contenedores de ropa usada en la población.