La Espiritualidad que nace del Evangelio invita a hacer el bien de forma desinteresada

En el marco del ciclo de formaciones de profundización que organiza Cáritas Diocesana de Terrassa para trabajadores, voluntarios y personas interesadas, ayer Mons. Jesús Fernández, Obispo auxiliar de Santiago de Compostela ofreció una conferencia bajo el título “La Espiritualidad que nace del Evangelio. Claves para una acción social comprometida “.

HACER EL BIEN DE FORMA DESINTERESADA

Mons. Fernández hizo hincapié en que la espiritualidad con la que tenemos que trabajar desde la acción social de la Iglesia es la espiritualidad del buen samaritano, haciendo el bien de forma desinteresada. Si alguien no escucha al necesitado, o mira hacia otro lado, es porque “no le importa” el sufrimiento ajeno. Esta actitud produce barbaridades ya que la indiferencia por la injusticia y la vulnerabilidad del otro, hace que no se denuncie y que se perpetúe. Desde la Iglesia hay que dejarse interpelar y no puede “no importarnos” la situación que viva nuestro hermano.

El Obispo auxiliar, destacaba que un billete arrugado tiene el mismo valor que un billete nuevo, pero que en muchas ocasiones, damos valor a las personas según lo que tienen y como visten, sin darnos cuenta que todas las personas tienen un valor humano por el solo hecho de ser personas, y que es el mismo para todos.

VALORES QUE DIFICULTAN LA ACCIÓN SOCIAL

El modelo elitista y privatista, el dinero, el consumismo y la publicidad y el relativismo; son valores culturales y morales que nos impiden descubrir a Jesús en los pobres, que siembran indiferencia en nuestros corazones e insolidaridad en nuestra vida. Producen individualismo centrado en los propios intereses que debilita los vínculos sociales. El ser humano se convierte en un objeto de usar y tirar. Vivimos anestesiados ante la solidaridad hacia los demás de tal manera que no sólo negamos la atención a los necesitados, sino que crea pobreza.

ENTREGA DE LA CRUZ DE CÁRITAS

El acto, presidido por el Obispo de Terrassa, Mons. Josep Àngel Saiz, con la presencia del presidente de Cáritas Cataluña, el Sr. Francisco Roig, el delegado y los vicarios episcopales, y el director de Cáritas Diocesana de Terrassa, contó con la participación de las personas asistentes, que pudieron compartir sus inquietudes sobre el tema.

Y por último, Mons. Josep Àngel Saiz, otorgó la Cruz de Cáritas Diocesana de Terrassa a Mons. Jesús Fernández como símbolo de agradecimiento para el conocimiento compartido y por su compromiso con las personas más vulnerables.