‘Mi nombre es refugiado’, en un libro entrevista, el drama de la emigración

Mi nombre es Refugiado, Editorial UOC, es el relato del solicitante de asilo Nour, quien leyó la Biblia, pero después de que Europa hiciera estallar en mil pedazos su sueño de llegar a Alemania, quiso volver a Siria y morir allí. Pero también del vendedor de automóviles Vladiša Čuljak, quien nunca pensó que la balcánica Vukovar, escenario de una guerra fratricida en la década de 1990, asistiría nuevamente al paso de miles de desamparados.
Y de Samia Sleman Kamal. Una adolescente yazidí, hoy refugiada en Alemania, que tenía un padre que la amaba, antes de que el Estado Islámico la secuestrara y convirtiera en una esclava sexual. “Dudo que algún día tendré justicia”, dijo la joven a las autoras de libro, las periodistas Leticia Álvarez e Irene L. Savio, a la que ZENIT ha entrevistado en Roma en ocasión de la publicación del libro en España y Latinoamérica.