#PeacePossible4Syria, Càritas Diocesana pide la paz para Siria

Càritas Diocesana de Terrassa ha hecho este miércoles 15 de marzo, cuando se cumplen seis años del estallido de la guerra civil en Siria, un gesto para pedir la paz en la República Árabe, que vive el peor conflicto de los últimos 25 años con más de 320.000 muertos. El acto, que se ha hecho delante de la iglesia de Sant Fèlix de Sabadell por la tarde, se enmarca en la campaña promovida por Caritas InternationalisSiria, la paz es posible‘ para que en todo el mundo se hagan gestos y plegarias para pedir el fin del conflicto. Han participado voluntarios de Cáritas de toda la diócesis y otras personas que se han sumado al gesto.

Se han mostrado pancartas pidiendo la paz, “Peace for Syria“, y un voluntario ha leído el manifiesto de la entidad, donde se pedía a gobernantes de todo el mundo que trabajen para:

  • Asegurar el fin de la violencia y que todas las partes implicadas en el conflicto se unan para encontrar una solución pacífica.
  • Dar apoyo a los millones de personas afectadas por la guerra.
  • Ofrecer a los sirios dignidad y esperanza dentro y fuera de su país.

También se ha pedido que la ayuda humanitaria llegue a todas las personas y todas las zonas de Siria; una negociación inclusiva para toda la sociedad civil siria; la coexistencia pacífica de las diferentes comunidades religiosas y étnicas y la protección de las minorías; que se ponga fin a la doble moral y a la doble agenda de los gobiernos que comercian con armas y financian la guerra; e impulso para la reconstrucción de Siria en todo los ámbitos.

Según los últimos datos de ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, 13,5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Siria, hay 6,5 millones de desplazados internos y 5 millones de refugiados en los países vecinos. Los compañeros de Cáritas Siria, en una carta dirigida a Cáritas Española, explicaban todo el sufrimiento y la acción que llevan a cabo en seis regiones del país más allá de las cifras, mostrando el estrés que sufren en su día a día y la dificultad para atender a las personas, pues muchos han perdido a familiares y seres queridos. “La alegría que ven en los ojos de los desfavorecidos cuando reciben nuestra ayuda” es el motor que les empuja para seguir adelante con su labor, explicaban.

El sacerdote Carles Cahuana, secretario general y canciller del Obispado de Terrassa, ha acudido en representación del obispo, que está en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal. El alcalde de Sabadell, Juli Fernánez, se ha sumado al acto. También estaban presentes el delegado episcopal de Càritas y arcipreste de Sabadell norte, Josep Maria Oca, y el rector de la parroquia de Sant Fèlix y arcipreste de Sabadell  centro-sur , Josep Maria Cot. Por parte de Càritas Diocesana encabezaba la representación el director general, Salvador Obiols.

Te puede interesar: Seis años de guerra en el atolladero sirio: ¿Qué hace Cáritas?

Mas información:

¿Cómo colaborar?