Las personas con VIH-sida viven nuevas situaciones de dependencia

Foto de Comite 1r de Desembre

El pasado mes de junio las entidades catalanas de acción social fueron convocadas por la Comisión de VIH / SIDA y exclusión de ECAS en una jornada donde hablar sobre “Los servicios sociales especializados de la red de VIH / sida y exclusión social”. Poniendo de manifiesto la voluntad de profundizar en el trabajo en red y el compromiso por parte de los profesionales.

La evolución de la situación de las personas con VIH desde los 90

Los datos publicados por la Generalitat de Cataluña sobre los casos de SIDA en 2017 indican una tendencia a disminuir que comenzó en 1994-1995 cuando alcanzaron los picos más altos. Por otra parte debido a la incorporación de los tratamientos universales en 2015 ha aumentado la esperanza de vida para las personas con VIH.

Nuevas dependencias de las personas con VIH

Esta mejora ha evidenciado otras situaciones. El hecho de que la supervivencia de las personas con VIH sea parecida a la de la población general, conlleva acompañar y tratar el envejecimiento de unas personas que por su situación, sus hábitos y el estilo de vida, han perdido la inmunidad y devienen “personas ancianas frágiles” tal como explicó Marta Navarro, especialista del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Sabadell.

Las personas con diagnóstico de VIH/SIDA siguen siendo vulnerables a la sociedad en que vivimos. No sólo por todo lo que implica la enfermedad, sino también por los prejuicios y estigmas que aún hoy día los rodean. Como detallaba Mijail Acosta, el coordinador de la Comisión: “La exclusión social es una amalgama de condiciones, de lo que llamamos ‘condicionantes de vida’ más allá de la infección y la enfermedad. Pobreza económica, falta de vivienda , soledad, adicciones, pérdida de relaciones sociales, el drama del trabajo, discriminación y rechazo “.

En Cáritas trabajamos junto con el resto de entidades y los servicios sociales para combatir la exclusión social que viven estas personas. Desde el programa de Salud acompañamos a 72 personas durante 2018.