El proceso que sigue la ropa usada de los contenedores de Cáritas en Mollet

Mollet del Vallès se convirtió el pasado mes de febrero en la primera ciudad de Catalunya en tener contenedores de ropa usada de Cáritas gracias a un acuerdo entre Càritas Diocesana de Terrassa, el Ayuntamiento de la ciudad y la Fundació Formació i Treball. El canal local Vallès Visió ha hecho un reportaje del proceso que sigue esta ropa desde  que las personas la lanzan a cualquiera de los once contenedores que hay en la ciudad hasta que llega a la tienda de ropa de Cáritas. Las personas que envían los servicios sociales y los técnicos de Cáritas no pagan en la tienda, aunque hay otras que pueden comprar ropa de segunda mano.

El proceso se hace con la colaboración de la Fundació Formació i Treball, que nació de Cáritas y gestiona la planta de Roba Amiga de Sant Esteve de Sesrovires. La ropa que se puede volver a usar se vuelve a enviar a la tienda una vez es seleccionada, mientras que la que no se puede volver a vender se trata y se aprovechan y reciclan los tejidos. En la planta de Roba Amiga trabajan personas que están en proyectos de inserción laboral de la Fundació Formació i Treball.

En la emisión del programa Visions de principios de mayo, además del reportaje, se entrevistó al director de Càritas Diocesana de Terrassa, Salvador Obiols y después participó en una tertulia junto con Casilda Isern, responsable del equipo de Cáritas del Vallès Oriental, y otras personas.

Ver el programa Visions completo: El segon ús de la roba.