El trabajo decente no es un cuento. Tener trabajo, y vivir en la precariedad; una realidad de muchas personas en el s. XXI, en el que tener trabajo no garantiza una vida digna

Desde las entidades que promueven la iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente” denunciamos la situación de precariedad de Muchas personas que trabajan pero que aún así no poden Hacer frente a las GASTOS Mínimas de CUALQUIER hogar.

El pasado mes de abril desde el Observatorio de la Realidad Social de Cáritas Diocesana de Terrassa publicábamos el estudio “Atrapados en la precariedad: La deuda que ahoga a las familias más vulnerables” en el que ya contábamos que sólo el 48, 3 % de los hogares de los participantes de Cáritas en la Diócesis tenencia Ingresos procedentes del trabajo reglado. Sin embargo, la Media de estos Ingresos es de 544,7 € al mes. Esto dificulta la búsqueda de posibilidades de mejorar la situación.

Un trabajo a la que se dedica toda la jornada, y con la que no es olla pagar necesidades básicas de CUALQUIER familia, hace que las personas tampoco tengan tiempo disponible para poder buscar Otras ofertas, Otras opciones para Obtener Ingresos, y por Tanto sin la ayuda de Otras personas están condenadas a ahogarse en una Deuda cada vez mayor.

En palabras del Francisco en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, en Santa Cruz 2015 “No hay peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”. “El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima de la persona”.

El Trabajo decente es fuente de dignidad personal, Estabilidad familiar y paz a la comunidad. Fundamental para lograr 1 globalización justa, Reducir la pobreza y Obtener desenvolupament equitativo, inclusivo y sostenible.

La Organización Internacional del Trabajo Propone

  1. Crear Trabajo
    Aunque en los Porcentajes de parados no son a los de hace varios años, en el primer trimestre de 2018 había 3.796.100 de personas sin trabajo en España, un 16,7% de la población.
    Por Otro lado, 1.242.700 de hogares en España tenencia a Todas las personas en edad de trabajar en paro, lo que supone un 6,7% de los hogares.
  2. Garantizar los derechos de los Trabajadores
    Tener trabajo debe garantizar a la personas una vida digna y poder cubrir los necesidades básicas. Pero 1 de cada 4 Contratos mensuales son de Muy corta duración (7 días, o Menos), situació precaria que no Da Estabilidad económica a la persona.
  3. Extender la protección social
    Toda persona necesita unos mínimis Ingresos pero España hay 608.600 de hogares, un 3,3%, que viven sin ningún tipo de Ingresos. Hogares para las que es vital la ayuda de las entidades de acción social.
  4. Promover el Diálogo social
    Para conseguir 1 globalización del trabajo decente es imprescindible que ESTA preocupación esté a las Agendas de las entidades sociales y empresariales, las agendas políticas y nuestras personales.