Encuentros de hermandad con amigos y conocidos llenan de esperanza y alegría para el nuevo año

Durante el mes de diciembre, participantes, voluntarios y técnicos de Cáritas hemos hecho encuentros de hermandad para celebrar la Navidad y felicitarnos el año nuevo.

A pesar de que debemos seguir sembrando semillas de esperanza y hacerlas crecer en árboles que den fruto para alimentar quien pasa hambre, calor y protección para quien no tiene un hogar digno y adecuado, y recursos para poder tener unos ingresos para los que no tienen trabajo, entre otros. A pesar de las situaciones de vulnerabilidad que viven las familias que atendemos en Cáritas Diocesana de Terrassa, todas ellas merecen celebrar la buena nueva de la llegada del niño Jesús, y poder disfrutar de un encuentro de esperanza y alegría para el nuevo año que estamos a punto de empezar.