Una visita que forma las personas y cohesiona la buena relación del grupo

Hace unos días los 9 participantes de la actual edición del proyecto “Arrela’t“, del arciprestazgo de San Cugat, visitaron el monasterio de la ciudad.

Las personas están haciendo un proceso personal a través de varias sesiones grupales, que pretenden ayudarles a mejorar su situación.

En una de las sesiones, hablando sobre costumbres y tradiciones, surgió la inquietud de uno de los participantes, de visitar el monasterio de la ciudad. El resto de participantes coincidieron en que ninguno de ellos había visto el monasterio y tenían curiosidad por su historia y antigüedad.

La visita de las guías del museo les gustó tanto que una vez finalizada, los participantes continuaron leyendo y visitando otras partes del claustro.